“El taller de Santa” de la ciudad de Yiwu en China

En China, la ciudad de Yiwu es conocida como “El taller de Santa” por el resto del mundo. No existen los elfos: en su lugar se trata de trabajadores ilegales de otras partes de Asia. No existe la nieve: en su lugar hay toneladas de químicos y pintura con la que se colorean las decoraciones plásticas. No existe la alegría: en su lugar sólo existe el trabajo duro en condiciones laborales que dejan mucho que desear.

Yiwu es de las ciudades que más aporta a la economía china, pues en este lugar se hace más del 60% de las decoraciones navideñas en el mundo, las cuales después son exportadas a otras partes del mundo.

Desde árboles de navidad artificiales, hasta máscaras y botas navideñas de fieltro, en esta ciudad, que cuenta con más de 600 fábricas diferentes, se puede encontrar cualquier decoración navideña que uno pudiera imaginar. ¿Pero bajo qué costo? El trabajador promedio dentro de estas fábricas sólo gana en comparativo, alrededor de 5,000 pesos al mes, después de estar trabajando en condiciones agotadoras.

Wang, una trabajadora de 65 años, se dedica a hacer guirnaldas de papel metálico. Por cada guirnalda que haga le pagan menos de 20 centavos de peso, y entre ella y su nuera de 22 años, trabajan por más de 12 horas diarias para poder mantener a su familia.

Wei, un trabajador de 19 años, llegó con su padre a la ciudad este año para trabajar en alguna de las fábricas. Actualmente se dedican a pintar copos de nieve de poliuretano con un compuesto químico rojo. Hacen más de 5,000 copos de nieve al día, con tan sólo una mascarilla para protegerlos de respirar el polvo. Esperan poder regresar a su ciudad natal cuando tengan el dinero necesario para que Wei se pueda casar.

Las fechas más ocupadas para esta ciudad son los meses de verano, pues se hace el Mercado Internacional de Yiwu, donde las calles y los puestos se extienden por distritos enteros y mayoristas compran las decoraciones necesarias para abastecer sus tiendas. Otras decoraciones se exportan al resto del mundo. El mayor consumidor de árboles navideños, por ejemplo, es Estados Unidos, que cada año demanda árboles más grandes, más tupidos de luces y más extravagantes.

Las decoraciones en Yiwu se hacen todos los días de la semana durante todo el año con excepción al año nuevo chino. El “taller de Santa” trabaja incluso el 25 de diciembre sin descanso, y a veces los trabajadores ni siquiera saben qué es la Navidad. Un dato para las fechas que sirve para reflexionar sobre el verdadero espíritu de la temporada, ¿consumir o compartir?

Tu Reacción
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Comments

comments