El Sahara no siempre fue un desierto y podemos ser los culpables de esto

Por mucho tiempo el desierto de Sahara ha sido tópico de investigación para los científicos. Su clima cálido y seco no siempre fue así, sino todo lo contrario el clima solía  ser húmedo y habían abundantes lagos. Se ha concluido que esta transformación climática pudiera haber sido causada por los cambios en la órbita de la Tierra o cambios naturales en la vegetación. El arqueólogo David Wright ha desafiado estas conclusiones con su teoría alternativa donde somos los seres humanos los verdaderos culpables de este suceso.

En Asia del Este hay teorías establecidas hace mucho de cómo la población neolíticas cambiaron el paisaje tan profundamente que los monzones dejaron de penetrar al interior.

También mencionó que existe evidencia que ha sido documentada de cambios ecológicos y climáticos impulsado por el ser humanos en otras partes como Norteamérica y Nueva Zelanda. El pastoreo se ha visto como un factor que elimina la vegetación y que aumenta la eliminación de la vegetación y el régimen de cambios en los ecosistemas desequilibrados. Dado a ésto le ha dado la creencia que esto mismo pudo haber ocurrido con el Sahara. Pero para poder comprobar su teoría, primero tendría que ver cuando fueron las primeras apariciones de pastoreo en el área y como era el terreno antes de que esto pasara.

 

Una vez que obtuvo la información que necesaria, la comparó con los registros que muestran la extensión de la vegetación matorral. Los hallazgos apuntaron que fue alrededor de hace 8,000 años que las comunidades pastorales empezaron a aparecer, así mismo la vegetación de matorrales aumentó. Al aumentar la agricultura e introducir animales domésticos, la cantidad de los rayos de sol reflejados en la tierra incrementaron causando la disminución de lluvia del monzón. Como consecuencia trajo en sí la eliminación de vegetación y la desertificación del Sahara.

La evidencia que se ha conseguido parece señalar que somos los humanos los causante de este cambio climático.  David Wright cree que todavía puede conseguir más evidencia que respalde su teoría, en el Sahara abundaban los lagos por lo que cree puede conseguir registros de la vegetación cambiante y así saber qué era lo que hacían las comunidades ahí. Su investigación es importante para nuestra población hoy en día dado a las circunstancias en las que estamos, ya que se busca determinar seríamos capaces de sobrevivir en el climas desérticos por un tiempo indefinido.

Tu Reacción
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 2

Comments

comments