El Problema Incómodo De México Del Que Nadie Quiere Hablar

Los llaman “Los habitantes incómodos de la ciudad”. Los perros callejeros se han vuelto un tema cada vez más importante en los últimos años en México, y no por el rápido crecimiento de su población, sino por el terrible maltrato que reciben los perritos en situación de calle.

Numerosos reportes ubican a México como el Primer Lugar en Latinoamérica en perritos abandonados, callejeros y maltratados. ¡Esto es 23 millones de perros! Estos son millones de perritos que a diario sufren maltratos, violencia y asesinatos. La gran mayoría de la gente ignora el problema y las autoridades simplemente no están dispuestas a ofrecer ayuda de ningún tipo porque según sus palabras “No es algo que merezca el tiempo atender”.

El abandono y maltrato animal es muy probablemente el problema que menos atención recibe, y sin embargo es algo muy grave que pone en riesgo la vida de millones de animalitos, especialmente de los perritos. Es un hecho que el abandono y maltrato animal crece a diario en todas las ciudades del país y parece que nadie hace algo al respecto.

Entonces…¿Qué hacer?

 

Sabiendo cómo sufren millones de perritos en nuestro país, nuestro equipo decidió realizar una investigación acerca de las acciones que se están realizando para mejorar este grave problema.

Tras varios días, no se logró ubicar centros de gobierno que atiendan este problema, peor aún, luego de varias llamadas e intentos de realizar entrevistas en instancias de gobierno que deberían atender este caso no se logró hacer nada porque, según nos comentaron, no podían recibirnos “…por problemas de agenda”.

 

Aún así, continuamos investigando, pero esta vez nos enfocamos en las organizaciones privadas y empresas. Fue así que encontramos con una muy interesante iniciativa.

Pet2Go es una propuesta que busca ayudar a los perritos maltratados y abandonados al llevarles comida de calidad y que asiste a fundaciones al cuidado de las mascotas abandonadas. Descubrimos que ellos desarrollaron un modelo de suscripción en el que llevan cada mes paquetes de croquetas hasta la puerta del suscriptor, así logran manejar las entregas y costos de tal manera que les permite ofrecer envíos gratuitos y dar grandes descuentos a sus suscriptores entre más grande sea el pedido mensual. Además parte de las ventas las utilizan para apoyar a alimentar a perritos abandonados y ayudar a fundaciones y centros de ayuda de mascotas maltratadas y abandonadas.

Poniendo a Prueba

Escépticos de los beneficios que aseguran ofrecer a sus suscriptores, decidimos hacernos pasar por un cliente y nos suscribimos a Pet2Go. Lo primero que vimos fue la facilidad de hacer la suscripción, solamente un par de clicks y nuestro primer pedido estaba en camino. 

El sencillo proceso de compra y suscripción que hicimos fue el siguiente:

Nos llevó menos de un minuto realizar el pedido y al instante nos llegó un correo que nos confirmaba la suscripción y compra exitosa, el envío gratis y un 20% de descuento en el pedido, pues ordenamos 2 paquetes de croquetas.

Pasados unos pocos días nuestro pedido llegó puntual en la dirección indicada. Al siguiente mes notamos luego que no teníamos que volver a hacer el pedido porque nuestra suscripción lo hacía de manera automática; esperamos unos días y el pedido volvió a llegar puntual, gratis y con descuento.

 

Finalmente decidimos terminar la investigación, por lo que fuimos a la página de Pet2Go para cancelar la suscripción. Para nuestra sorpresa bastó solo un click para cancelarla, no hubo preguntas ni inconvenientes, todo fue fácil.

Nos gustó mucho la propuesta de Pet2Go, no sólo por la facilidad que ofrecen para comprar croquetas a domicilio, los descuentos y envíos gratis, sino por el gran esfuerzo que están haciendo para ayudar y alimentar a perritos abandonados y para darles amor a ellos que han sufrido tanto en la vida. En un mundo de violencia y de autoridades que no ignoran este problema, propuestas como Pet2Go resultan ser una luz en la oscuridad, bien por ellos.

¿Qué sigue?

El problema es muy grave y pocos hacen algo por solucionarlo. Nuestras autoridades pasan por alto el problema, ni tiempo para hablar de ello tienen según ellos. No queda más que, como ciudadanos, poner de nuestra parte y ayudar como podamos. Si el gobierno no quiere ayudar, ayudemos nosotros, somos más. Iniciativas como Pet2Go son un excelente ejemplo de cómo hacerlo, de cómo empezar. Si los demás no alzan la voz, hazlo tú. Nuestros perritos nos necesitan. Ellos nos están esperando.

Prev postNext post

Tu Reacción
  • 0
  • 2
  • 2
  • 0
  • 0
  • 2
  • 0

Comments

comments